¡Somos con calidad de vida!

Nos encantan los sueños grandes, los retos y a la vez, sacarle el máximo provecho a la vida y por este motivo, comenzamos un proyecto dónde poder ser protagonistas y directores de nuestras vidas, con nuestros horarios, nuestras reglas y nuestros ritmos. 

 

La vida nos trataba “bien” con nuestros trabajos “fijos” después de nuestras “carreras universitarias” y “estudios de posgrado” PERO no éramos libres. No podíamos ir dónde queríamos, no podíamos estar el tiempo que quisiéramos con nuestros hijos y, sobre todo, no podíamos darles la vida que nosotros entendíamos que se merecen. 

 

Desde el momento en que conocimos el proyecto entendimos el potencial, prácticamente ilimitado, que ofrecía tanto de ingresos como de tiempo. Y comenzamos. Comenzamos a aprender a realizar una nueva actividad, aprendimos a seguir los pasos y aprendimos a salir de nuestra zona de “falso-confort”. 

 

Servicios: Aprender, Ser, Emprender.

 

Aprender: esta actividad, como cualquier otra, consiste en realizar, de manera profesional, una serie de tareas que hay que aprender. Pasa por conocer personas, identificar sus prioridades, ofrecer soluciones y un largo etcétera. Aprender es una parte fundamental del proyecto y si te gusta aprender, expandir tu zona de confort y tienes curiosidad por las personas, sigue leyendo. Inteligencia Emocional, Inteligencia Financiera, Human Marketing, Liderazgo, Resiliencia… y todo, eminentemente práctico. 

 

Ser: se trata de ser un líder, ser un solucionador de situaciones y ser un referente para tí, para tu familia y para la sociedad. Existe una conocida fórmula del éxito en la que, por orden, primero desarrollas el SER, para poder HACER y, como consecuencia, poder TENER. 

 

Emprender: esta actividad empresarial te permite, a la vez que desarrollas tu propio potencial, tener un negocio que factura desde el minuto 1 y poder desarrollarte hasta el límite de tus capacidades al tiempo que aprendes a solucionar aquello que te detiene y así, seguir creciendo. Emprender es una actividad profesional, no se trata de una carrera en la que primero estudias para luego poner en práctica; a emprender se aprender emprendiendo.